press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/6

"Funus", un funeral romano

La muerte y la vida tenían la misma importancia para los romanos. Las personas no morían del todo si perduraban en el recuerdo de los vivos, de ahí la trascendencia de los ritos funerarios que evolucionaron en el tiempo y que adoptaron costumbres de las culturas con las que entraron en contacto.

 

En el momento en el que nos encontramos, en torno al s. IV de nuestra era, lo habitual era la inhumación, por influencia ya  del Cristianismo, utilizando diferentes tipos de tumbas dependiendo del status social del difunto.

 

 

  En el funeral o funus se realizaban una serie de rituales funerarios bien descritos en la fuentes antiguas: se preparaba el cuerpo y se velaba al difunto, se le conducía hasta la necrópolis en procesión funeraria (pompa funebris), se hacían ofrendas y ceremonias en su honor y así se convertía en uno de los dioses de la familia junto con sus antepasados: los dioses Manes.

  La Cohors Prima Gallica recrea el funeral civil en honor de su tribuno CAIO FURIUS SABINUS. La acción se inicia en la habitación donde Caio se encuentra enfermo y es su esposa Fabia Municia Laeta la encargada de relatar los hechos.

 

  Para poder representar esta escena se han tenido que reproducir diferentes elementos de atrezzo como las paredes del recinto, la cama del difunto, las figuras de los Dioses Lares, el sarcófago, etc., teniendo como referencia la documentación arqueológica y bibliográfica existente para este periodo.

Escena de la preparación del cuerpo: lavado y perfumado

Dioses lares, mascaras funerarias y objetos de familiares

Velatorio con plañideras Finales  s. I Museo Laterano. Roma

Reconstrucción del funus: velatio del difunto

Ilustración de Paco Blasco. Artículo "El mundo funerario en época romana. Los Columbarios"